jueves, 14 de mayo de 2009

Sobre mi vida (III)

El primer día fue duro, el profesor nos hizo tomar nota de mil cosas, estaba claro que ciertos jóvenes se conocían entre ellos, pero yo no conocía a nadie, sólo a mi primo, no quería juntarme con sus amigos, yo quería los míos propios, quería vivir mi vida independiente en Barcelona.

La chica de pelo castaño y un chico llamado Jose, se acercaron a mí en el recreo, comenzamos a hablar de diferentes cosas, de dónde veníamos, nuestras aficiones...
Yo sabía que con estos chicos debía tomar confianza, pues eran los dos únicos que parecían tan perdidos como yo, así que quizás buscaban lo mismo, amigos, gente en la que poder confiar.

Ella, se llamaba Ana, a los tres nos gustaba leer, Jose era un gran aficionado al F.C. Barcelona, y yo no estaba acostumbrado a ver fútbol, más bien a jugarlo.

Pasaron y pasaron los días de colegio, la vida en casa de mis tíos era muy cómoda, me mimaban mucho, mis padres llamaban preocupándose por mí, quedaba fuera del horario escolar con Jose, Ana, una chica y dos chicos más, había formado un pequeño grupo en clase, había adquirido en una librería céntrica mi preciada biblia negra que escondía dentro de mi armario.

Cada día, con libros y alguna que otra revista, iba recopilando información sobre el satanismo, mi pelo no dejaba de crecer y yo no estaba dispuesto a ir a una peluquería, mi tía me lo arreglaba en casa, a mis tíos les gustaba la idea de que me dejara el pelo largo, pues mi tío siempre había sido un rockero de los '70, también había tenido su melena. Las ropas negras iban ganando terreno en mi armario, grupos cada vez más potentes hacían retumbar mis oídos.
Jose, había seguido este sendero conmigo, los dos eramos grandes amantes de lo oculto, de la música heavy, pero él desconocía mi pasión satánica.

El día en el que le revelé dicha pasión, se asustó un poco, e intentó comprender si realmente estaba en mis cabales, o me iba a suicidar. Yo le expliqué lo mejor que pude la situación, dejó de llamarme durante una semana, nuestra amistad parecía rota, hasta que decidió confesarme que a él también le llamaba el satanismo, pero que su hermana decía ver fantasmas y a él le daba mucho miedo ese mundo. Traté de calmarlo y explicarle que no estaría solo en esto, siempre nos tendríamos el uno al otro.

Pasaron los años y llegó el momento de la universidad, Jose y yo queríamos seguir juntos, pero sabíamos que romperíamos amistad con parte de nuestro grupo, que tanto nos había hecho crecer, aprender y madurar. Jose, no había tenido novia, la contrario que yo que intimé con una de las chicas del grupo, Soraya.
Pero de mi relación amorosa ya hacía 3 meses, Jose y yo nos preparábamos para entrar en la universidad mientras se iban acabando los días de verano, las fiestas en grupo y los conciertos llenos de alcohol y otras sustancias peores de las que Jose y yo sólo hacíamos uso en verano, pero sin saber realmente lo que tomábamos, no queríamos saber el nombre, pues así presuponíamos que no podríamos engancharnos.

Llegó la universidad, este período lo llamaría como actual, porque mi vida ha girado en torno a los estudios hasta hace bien poco.
En cuanto a mis amigos, sólo Jose me ha quedado, dejó los estudios antes que yo y vive en un piso cerca del centro de Barcelona, sumergido en su trabajo, sigue siendo un satanista, pero por convicción, ciertamente se acabaron los conciertos y las fiestas para nosotros, quizás algún concierto como el próximo de Slipknot al que asistiremos con total seguridad. Pero poco más, en cuanto a mi vida, siguió por la senda de satanismo, vivo con mi pareja en Catalunya, aunque más alejado del centro que Jose, formé un nuevo grupo de amigos con compañeros de trabajo y otras personas que se han ido incorporando, un grupo pequeño, cierto, pero exclusivo.

Este Blog es sólo una actividad más, de todas las que he hecho para intentar abrir los ojos a la gente, durante la salida de los conciertos, partidos de fútbol y otros eventos, quizás hice cosas de las que me arrepiento, pero fue por cause del alcohol y no es plan de contarlas aquí, hay mucha gente como yo y creo que se sobreentiende lo que quiero decir.

Sé que muy poca gente se habrá leído las últimas entradas, pero esto de los Blog es muy frío, no conoces al autor y eso no me gusta, por eso quería dar la oportunidad de conocerme mejor a cualquiera. He saltado muchas cosas, pero ya digo que no es una biografía, pasé por cosas duras en mi adolescencia y si algún adolescente necesita consejo, siempre estaré dispuesto a escuchar a quien me lo pida.

1 comentario:

  1. Lo que comente alguna ves, eres como un satanista bueno, como un hermano mayor consejero...

    ResponderEliminar

Respeta la ley, las normas, no dejes tu dirección u otros datos personales por los que puedas ser localizado.
No dejes comentarios que fomenten el odio ni críticas destructivas o el comentario será borrado y si viola la ley, enviado a la policía u órgano competente.