miércoles, 16 de junio de 2010

El anticristo social

Llevas el pelo largo, mucho; de tu cuello cuelgan cadenas que desembocan en cruces invertidas, pentagramas que esconden un oscuro sentimiento. Muy posiblemente eres un joven descarriado que no cree en Dios porque está en una época rebelde, tus padres no te educaron todo lo bien que lo podrían haber hecho y a día de hoy eres una oveja que camina en dirección contraría al resto del rebaño... bueno, no importa mucho, tarde o temprano madurarás e irás a pedir perdón, a confesarte, quemarás todos tus bienes herejes en una hoguera de arrepentimiento, y con el poder purificador del fuego volverás a ser un alma más. Sólo tendrás que lamentar que has perdido lo mejor de tu etapa en la juventud: las misas, la comunión, la confirmación, las tardes repletas de eyaculaciones forzadas a manos de "curas", los abusos, la manipulación, el escuchar una y mil veces unos valores que ya nadie cumple y tampoco existen testigos que puedan dar testimonio de que esos valores rigieron alguna vez una sociedad, etcétera.

Nadie niega que haya jóvenes que encajen letra por letra en la descripción anterior, si bien si que hay quien niega que haya diferencias entre el satanismo y lo satánico.

No sé cuántas veces habré tratado el mismo tema, estoy hablando obviamente del común error, de la falta de distinción entre lo que es creer en el cristianismo, pero estar del lado de satán y no creer en el cristianismo ni en ninguna religión, y estar por tanto, en contra de ellas.

Vamos a definir las dos tendencias, para que quede claro, a ver si esta es la última vez.

- Satánico, creencia en satán: Es una opción religiosa, cuando crees que dios existe, estás más que seguro en ello, sin embargo, piensas que Dios es un santurrón, un cabrón que se aprovecha del miedo de la gente, que provoca guerras, miseria, que castiga en vez de perdonar, que es un vago despreocupado... le odias. Esta creencia no es más que una rama más del cristianismo; hay cristianos protestantes, reformistas, católicos... también satánicos, así pues, esta gente que cree, adora y reza a satán tiene en su mente que irán al infierno, y en la supuesta batalla en los valles de Israel, ellos se posicionarán con el ejército del diablo.

- Satanista, ateísmo agresivo: Cuando no crees en Allah, ni en Jehová, ni en Dios, ni en ningún ente superior, estás en contra de las religiones, de las guerras santas, de las cruzadas, el vaticano, los imperios y quieres que desaparezcan. Cuando piensas que si los imperios religiosos vendieran todo su arte y donaran sus bienes, África viviría dignamente... a la par que rezas a satán y haces misas negras como protesta, como burla a los religiosos.
Y es que es muy alentador decirles de esa forma, que tu tienes libertad sexual, física, de creencias, que no vives reprimido, amargado y adoctrinado como ellos, que no tienes miedos, porque ellos viven con miedo al mal, al anticristo, nosotros creemos que el anticristo es el dinero, que corrompe, que provoca guerras preventivas, que se ha comido el mundo. Que linda es la vida así, sin miedo, rezando a lucifer porque sabes que no irás a un infierno que no existe.

La diferencia es abismal, sin embargo, los enemigos de mis enemigos, son mis amigos.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Respeta la ley, las normas, no dejes tu dirección u otros datos personales por los que puedas ser localizado.
No dejes comentarios que fomenten el odio ni críticas destructivas o el comentario será borrado y si viola la ley, enviado a la policía u órgano competente.